panel clausura

08/09/2018 – La mesa que cerró el Encuentro Nacional Repensando la Política en Tanti, estuvo conformada por Mercedes Marcó del PontLaura LonattiLuis PreceruttiMonseñor Jorge Lugones, quien hizo la reflexión final, moderada por Juan Pablo Tettamanti.

“Hoy 42 años después del mensaje de Perón a los pueblos, tenemos la maravillosa encíclica Laudato Sí, que trasciende todas las fronteras”, señaló Luis Precerutti, quien dio inicio a la exposición, haciendo referencia a la encíclica del Papa Francisco sobre el cuidado de la Casa común.

En este sentido dijo que “Así como en la década de 1916 era el tema electoral, resaltó, en los años setenta ya se toma la cuestión ambiental, la cuestión de la tierra”.

Destacó el gobierno anterior indicando que  “Para muchos de nosotros los tiempos de Néstor Kirchner, con sus errores y contradicciones fue un tiempo para afianzar la democracia”.

Por último, señaló que “Hoy en la provincia de Entre Ríos hay un programa llamado cuidadores de la casa común, que trabaja con los jóvenes en situación de vulnerabilidad, oficializado por el gobierno provincial”.

En representación del movimiento Barrios de Pie, Laura Lonatti, habló sobre la importancia de construir soberanía alimentaria, de monitorear las políticas públicas. “La experiencia de las organizaciones sociales que venimos ejerciendo desde el 2001, sostenemos que es la participación popular, la única instancia de construir ciudadanía”.

“Otro de los aspectos que nos sostiene, dijo, tiene que ver con discutir el tema de la reconstrucción del trabajo digno”.

Expresó su preocupación porque vemos “Un cambio de patrón alimentario en la Argentina. En el 2001 era la desnutrición. Hoy tenemos la otra cara de la pobreza que es el sobrepeso y la obesidad”.

Reclamó que “La gente no tiene acceso a alimentos de calidad nutricional”. Cerró su exposición, invitando a todos “a estar parados en la vereda de la propuesta, donde se discuta la calidad de los productos alimenticios que se entregan a las organizaciones sociales”, concluyó.

Siguiendo la misma temática, Mercedes Marcó del Pont, dijo que “La soberanía alimentaria, es uno de los desafíos hacia adelante, que se diferencia de la seguridad alimentaria, es el aprovechamiento del poder de la compra pública, para satisfacer todos los programas agroalimentarios”.Marco del Pont

Es decir, “Se trata de promover la producción de alimentos en la Argentina y no de utilizar el poder de compra del Estado para hacer negocio con las multinacionales de la alimentación”. Amplió diciendo que“Para poder darnos debates interesantes debemos no contradecirnos y preservar nuestra economía productiva, porque la capacidad que tiene Argentina de producir alimentos es inmensa”, remarcó.

En torno a su reflexión dijo que “Yo reivindico los doce años del kirchnerismo con todos sus déficits y aciertos”.

Y en cuanto a la situación económica advirtió que vivimos una etapa de financiarización de la economía global, frente a la economía real, proceso que viene agravándose desde los años ochenta, cuando la relación entre la economía financiera y la real era uno a uno. Señaló que a partir de ahí vivimos en una burbuja financiera que impide el desarrollo de una economía productiva.

En referencia al neoliberalismo, dijo que “Lo único que defiende es el interés del capital financiero, busca romper lo colectivo. Es riesgoso”, concluyó.

LugonesEn el cierre del evento, Monseñor Jorge Lugones, resaltó que “El desarrollo es el nuevo nombre de la paz”.  Y en este sentido, dijo que “El desarrollo sustentable, por lo menos, desde la concepción de Francisco, tiene que ver con qué le dejamos a las futuras generaciones”.

Destacó que los tres panelistas hablaron de inclusión.  “ Acá hay un ejemplo de que Laudato Sí, es para trabajar”, indicó Monseñor Lugones al manifestar el trabajo que están llevando a cabo desde Entre Ríos, con el programa de Cuidadores de la Casa común.

El aporte de Laura ha sido muy enriquecedor, mostrando  el problema de los niños y la inclusión, que no es lo mismo que integración, porque podemos incluir sin integrar, esto ocurre cuando no  miramos el entorno en el que viven. “Por eso hablamos de fortalecer el Estado para que pueda ser garante”, señaló.

Coincidió con Mercedes Marcó del Pont que “Nos salvamos solos. Hay que recuperar un Estado transparente, para la inclusión y la integración mediante el trabajo, esto no es receta, esta es la realidad”, acertó.

Finalmente manifestó que “Les digo a los que se dediquen a la política, sientan la realidad, ustedes tienen que pisar el territorio y esto les va a dar la sensibilidad que necesita un político”, concluyó Monseñor Jorge Lugones.